Buscar Campamento

0 € to 8.500 €

Más opciones de búsqueda
Encontrados 0 resultados. ¿quiere ver los resultados ahora?
Buscar Campamento

0 € to 8.500 €

Más opciones de búsqueda
we found 0 results
Estos son los campamentos

Descubre cuáles son los 7 campamentos de verano más populares en King’s College

Publicado por Campamentos Infantiles | abril 24, 2018
| 0

Los campamentos de verano son una opción estupenda para que los niños/as se diviertan durante las vacaciones de verano y, a la vez, los padres no tengamos que estar preocupados por encontrar a alguien que se encargue de ellos. Lo más importante es que los niños se sientan a gusto con el sitio al que van a ir; es por eso por lo que la oferta de programas y sus temáticas es cada vez más grande y variada, pero también más específica.

En función de cuál sea la actividad central del campamento, los valores y capacidades trabajados por los niños serán unos u otros y es algo a tener muy en cuenta en el momento de elegir qué campamento de verano vamos a contratar. En este artículo aprenderás en solo 5 minutos y de forma muy sencilla cuáles son los beneficios asociados y derivados de cada programa de campamentos. Después de leerlo serás capaz de elegir sin ningún problema el campamento de verano que mejor se adapte a las necesidades y objetivos de tus hijos.

  1. Inglés: Los campamentos de idiomas son una de las variedades de summer camps más populares actualmente. A través de programas centrados en el aprendizaje de un segundo idioma, como el inglés y siempre con una fuerte base lúdica, los niños adquieren una gran cantidad de conocimientos de forma natural y sin darse apenas cuenta. En tiempo récord verán cómo mejoran enormemente sus habilidades lingüísticas. Una de las grandes ventajas de los programas de idiomas es que habitualmente combinan las clases con la práctica de alguna actividad o deporte, por lo que su desarrollo es muy ameno y llevadero para los niños.
  2. Deportes: Un campamento de deportes supone una oportunidad perfecta para iniciarse en una gran variedad de actividades, descubrir nuevas pasiones y, en esencia, probar nuevas disciplinas que normalmente no están habituados a practicar; como hockey, baseball, golf o equitación, por ejemplo. A través del juego, los niños aprenden a socializarse y a cooperar, canalizan la energía, mejoran la capacidad de aprendizaje, adquieren responsabilidades y crean hábitos saludables.
  3. Infantiles: Un campamento de verano infantil representa el primer paso hacia el desarrollo personal y social de los niños más pequeñitos. Las actividades, juegos y talleres suelen ser la base de este tipo de programas que sirven para estimular la curiosidad e incentivar el aprendizaje. Además, podrán desarrollar la psicomotricidad y adquirir nuevos conocimientos; aprovechando que ésta es la mejor etapa para que aprendan de forma eficaz y retengan lo aprendido a largo plazo. Trabajan también las habilidades sociales, aprenden a interactuar, a expresarse, a convivir, a ser más tolerantes y autónomos, mejoran la autoestima y ganan confianza en sí mismos. Si tu hijo es un poco tímido, un campamento de verano es la forma perfecta de que salga del cascarón y de que se acostumbre a socializarse.
  1. Teatro: Un campamento de teatro es una fantástica opción para los niños más vergonzosos, pero también para los más lanzados y sociables. Mediante clases de interpretación, canto, mímica y música, los chicos aprenden a soltarse, a perder la vergüenza y vencer la timidez. Además trabajan las habilidades sociales, la expresión corporal, la dicción, la pronunciación, la proyección de la voz, la creatividad, la capacidad de improvisación, la concentración y la memoria. Por supuesto, la diversión es el otro componente fundamental de un programa de estas características. Mediante juegos y actividades, los chicos crearán un estupendo ambiente de equipo y de colaboración y pasarán momentos estupendos llenos de risas que recordarán para siempre.
  2. Fútbol: Es uno de los programas que más éxito tiene entre los niños y adolescentes. Un campamento de fútbol permite obtener muchos beneficios. Se trabajan tanto los aspectos técnicos propios de esta disciplina deportiva (coordinación, fuerza, velocidad), como aspectos sociales asociados a la práctica del fútbol (trabajo en equipo, desarrollo de las habilidades comunicativas, autoestima, aprender a aceptar las derrotas, adquisición del espíritu de superación y sacrificio, capacidad lógica, y tolerancia ante la frustración y disciplina).
  3. Aventura: Para los niños más aventureros que no le tengan miedo a nada y quieran pasar unos días con grandes dosis de adrenalina existen los campamentos de verano de aventura, donde podrán practicar actividades como: escalada, rappel, senderismo, rutas a caballo, actividades de orientación… una gran variedad de deportes que normalmente no podrían practicar y en unos entornos espectaculares, rodeados de aire puro y naturaleza. La práctica de estas actividades conlleva un componente de superación personal, contacto con la naturaleza, trabajo en equipo y cooperación, empatía, sacrificio, aumentar la confianza y trabajar la actitud positiva al tiempo que se ahuyentan los pensamientos negativos.
  4. Surf: El surf es un deporte apasionante que cada vez está más de moda. A través de un campamento de surf, los niños pueden estar en contacto con la naturaleza de una forma diferente a la que están acostumbrados. Es un deporte muy completo, en el que se trabajan desde la coordinación y el equilibrio, hasta la fuerza, concentración y tono muscular. El surf incrementa la capacidad pulmonar y la resistencia y requiere de fuerza y trabajo muscular. Además, es una disciplina asociada a unos valores muy específicos, una mentalidad positiva y respetuosa, para espíritus soñadores y luchadores. El surf conlleva un aprendizaje progresivo, pero no hay que olvidar que, en esencia, es un juego y el objetivo principal es la diversión.

Una gran ventaja de que los campamentos de verano sean tan variados es que tus niños tendrán la opción de probar diferentes programas cada año e iniciarse en múltiples actividades que pueden desarrollar durante el resto del año. Es esencial tener en cuenta que el componente lúdico es tan importante como el aprendizaje, por lo que siempre habrá que pensar qué es lo que los niños quieren hacer y conseguir con un campamento de verano para que la experiencia sea lo más completa y satisfactoria posible.

Deja tu comentario

Your email address will not be published.